martes, 14 de mayo de 2013

En la puerta de la eterna juventud

Científicos afirman que
puede revertirse el
fenómeno de la vejez
 
Si usted está en edad avanzada y su corazón no funciona como antes, tiene la esperanza de revertir ese fenómeno que se llama envejecimiento. Todo consiste en esperar unos cuatro o cinco años para que eso, que algunos han dicho con optimismo, podría ser la fuente de la eterna juventud, sea una realidad aplicable a los seres humanos.
 
No permitir la vejez del corazón
Así por lo menos, lo aseguran científicos de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, quienes anunciaron que han descubierto una proteína que puede revertir el envejecimiento en el corazón. Pero agregaron que podría estar lista para ensayos médicos en tan solo cuatro años. 
Amy Wagers, autora de la hazaña
 
El informe fue publicado en la página de la Universidad de Harvard, mediante un comunicado suscrito por Amy Wagers y sus colegas que participaron en los experimentos.
 
“Esperamos que luego de los cuatro o cinco años que tomaremos para seguir investigando y realizando experimentos, podamos comenzar con los ensayos médicos para poder confirmar los beneficios de la proteína en los humanos y ayudar a salvar millones de vidas”, expresaron los científicos.
 
Según los estudios, la proteína llamada GDF-11 reduce el tamaño y el espesor de las paredes del corazón, “lo que podría significar la solución perfecta para quienes sufren de falla cardíaca por disfunción diastólica, un mal que ocurre cuando los ventrículos del corazón se vuelven demasiado rígidos, todo esto a causa de la edad”.
 
Todo estará bien si el corazón rejuvenece
Los investigadores de la Universidad de Harvard señalaron que la proteína, al ser inyectada en la sangre de ratones viejos que mostraban indicios similares a los de los humanos con la falla cardíaca, fue capaz de revertir el proceso de envejecimiento del corazón en 30 días, convirtiéndolos, efectivamente, en corazones jóvenes.
 
“Hemos desarrollado esta proteína potencialmente rejuvenecedora y estamos emocionados por determinar su capacidad en humanos”, dijo una de las autoras del estudio, Amy Wagers, profesora de Células Madre y Biología Regenerativa de Harvard.
 
Amy Wagers y Richard Lee de Harvard
“Los corazones viejos realmente parecían idénticos a los de los ratones jóvenes y se mostraban en el mismo nivel anatómico, lo que demostró dramáticamente cuánto rejuvenecieron”, añadió.
 
El hecho de que la proteína pueda ser inyectada directamente en el flujo sanguíneo, ofrecería una oportunidad muy accesible para aquellos que necesiten el tratamiento.
 
Hasta ahora, falla cardíaca por disfunción diastólica, que afecta a millones de personas, es considerada incurable.
 

No hay comentarios.: