domingo, 10 de diciembre de 2017

La ternura del poeta policial Carlos Ney

Aislado, quizá para disfrutar a
solas sus recuerdos, Carlos Ney
Barrionuevo se fue sin ruido

Con retraso, merced a mi búsqueda en archivos desordenados -quería que supieran que sí lo conocía- encontré el homenaje de recuerdo que deseaba brindar a mi amigo, colega e interlocutor de cien conversaciones, Carlos Ney Barrionuevo Córdova, sobre cosas de este mundo y de los mundos que vendrán.

El periodista que difundió poesía
En octubre de 1993 tuve el gusto de tener ante mis ojos el libro de poemas del periodista policial Carlos Ney Barrionuevo Córdova y la sorpresa no fue menor que mi alegría al descubrir que en el interior de ese duro periodista se alojaba un espíritu sensible extrañamente enternecedor.

Entonces, fuera del periodismo formal, en el periódico “Siempre”, que contradictoriamente tuvo breve vida, tuve la ocasión de escribir sobre la nueva cara de Carlos Ney.

Alguna vez me contó que eso de “Ney”, fue un involuntario apelativo que su madre le dio cuando era un niño de escuela.

-Mis amigos me venían a buscar y ella me llamaba ¡Ney, te buscan!

A él aparentemente, no le disgustó que en el próximo futuro, en los periódicos en que trabajó antes de que nos conociéramos en el viejo Expreso del jirón Ica, su nombre adoptara finalmente la placa de Carlos Ney Barrionuevo.

Carlos Ney murió a los 91 años hace dos semanas y de inmediato me vino a la memoria la imagen de ese periodista exultante, emocionado con las noticias que traía, que merodeaba la mesa de redacción hasta que se aseguraba de que su noticia estaba titulada y sería entregada a edición para publicarse al día siguiente.

Descubriendo al poeta Ney
También recuerdo su conversación sobre mil temas que iban casi sin transición de la literatura a la ciencia y al esoterismo, mientras degustaba un cigarrillo y se echaba un trago de cerveza para animar con gestos las imágenes de los relatos que poseía y que no eran publicables.

No me he privado de volver a leer sus poemas -solo unos cuantos porque el libro desapareció de mi biblioteca en algún momento- y no resisto la tentación de entregarlos una vez a lectores nuevos que, es más que posible, desconocen la vena poética de ese mi amigo y colega que fue Ney Barrionuevo.

El artículo y los poemas que siguen fueron, reitero publicados en el periódico Siempre de Arequipa en diciembre de 1993.

“Los poemas nada tardíos de un periodista veterano

“Siete Caras de una vida

“He disfrutado Las Siete Caras de la Muerte mas El Fracaso de Pigmalión, de Carlos Ney Barrionuevo, -¿poeta encubierto a quien recién conozco?- periodista, lector contumaz de todo, -ciencia ficción, ciencia pura, literatura-
bohemio, si el sentido de la palabra es sentarse en la mesa de un bar, beber cerveza y conversar sin mirar el reloj.

En trazos de Marcelo Martínez

“La primera vez que con Ney -así llamado simplemente en el Expreso de los años 60s- bebimos de nuestra propias inclinaciones por lecturas y aficiones similares, fue una noche de abril en que yo acababa de ingresar a la llamada ‘mesa’ del periódico.

“Vi a Ney, a quien acababa de conocer dos horas antes, rondar la mesa, para saber la suerte de las informaciones policiales que había traído durante el día.

“Al final, esa era una ronda inútil, pues sabía que todo -o casi todo, lo cual era una suerte loca en un periódico donde el espacio era lo más preciado que existía- iba a ser publicado y, además, bajo su firma.

“-¿A qué hora sales?- me preguntó directamente.

“-A las once- le respondí.

“-Para que vayamos a tomar un trago- replicó.

“-Ya, pues.

“Y el trato quedó cerrado. A las once y media -porque uno sabe a qué hora entra en un periódico, pero jamás sabe a qué hora va a salir- abandonamos el local del jirón Ica y nos fuimos a un bar de buena muerte llamado La Llegada, a una cuadra del Parque Universitario.

“Tomamos cuatro botellas de ron con cocacola y limón. Pero lo significativo no fue la tremenda borrachera que nos dimos sino la conversación que anudamos,
entre medianoche y seis de una brumosa mañana en que me di el lujo de llevar a su casa a uno de los más conspicuos bebedores de la redacción y quien, con toda seguridad -siempre he tenido esa sospecha- habla sido encomendado para darme el bautismo de alcohol en mi primer día de trabajo.


Gran lector de amplia conversación

“Hablamos de Isaac Asimov, de la poesía de Vallejo, de ciencia-ficción y astronomía, de la evolución de la humanidad, de los viajes espaciales y del tiempo que ocupaban y de por qué diez años en el cosmos podrían equivaler a 300 años de la vida en la Tierra, de la escasa lectura de que disfrutan los peruanos, del precio de los libros y de lo difícil que era publicar algo.

“Creo que entonces -como ahora- ambos teníamos iguales aficiones por perpetrar poesía y lo hacíamos en silencio, cuando retornábamos a nuestras casas y nos arrebujábamos en esa soledad deseada todo el día.

“Y creo que él en ese tiempo hacía lo mismo, que yo, sobre todo cuando nuestra llegada a casa había sido precedida por unas horas de ‘bohemia’.

“Ver su libro de carátula rojinegra precisamente el 1 de octubre pasado, cuando se celebraba el Día del Periodista, me conmovió profundamente. Había llegado Ney a lo que muchos queríamos llegar: parir un libro.

Conversación con el Premio Nobel de Literatura 2010
“Creo que no ha sido cosa fácil, sobre todo aquí, donde el libro es artículo de lujo y un lujo que muchos autores no pueden darse ni dar a sus lectores.

“Es posible que aparte de nada fácil, el parto tampoco haya dejado de ser doloroso para Ney, porque describe el inicio, al éxtasis y la lejanía de un amor.

“Esa tarde, en el segundo piso de la Federación de Periodistas, frente a las cervezas de las celebraciones, dijimos que era el fruto de un amor de los 60 pero nunca dijimos que por ello dejaba de ser bello y magnífico.

“Ismael Pinto, comentarista y respetado crítico literario y amigo común, dice en su ‘a modo de prólogo’ que ya Ney hablaba de publicar algo en 1992 y que no se trata de una recopilación o de una selección de poemas sino de un ‘poema largo’ con varios títulos.

“Eso es. Un poema en que -me parece sin dármelas de critico ni analista literario ni sicológico- Ney nos entrega un tramo muy recóndito y sentido de una etapa de su vida, en que sus celos y su ansia de vivir lo hacen acercarse a la muerte que es, en resumen, la solución y el comienzo de la eternidad.

La "Catedral" de la Conversación
“Su ternura, gozo y esperanza se tornan en la víspera de un drama de frustración y dice en su Poema Tercero:

“En la caja de Pandora / también están mis celos / Jamás la abran. / Desatarán iras infernales. / Los celos míos son / como los antiguos ladridos / que los lobos y las sierpes hicieron suyos. / Sé que, liberados, me aniquilarán”.

“Y halla consuelo en la espera:

"Por eso, me entretengo, / pensando sin pensar, de martes a martes / cuando ella no llega”.

“Y concluye:

"La distancia se hace, de ese modo, / larga y plácida; / borra los espejismos y los infiernos / que, residuales, / habitan en mi pecho".

“Me gustó especialmente el Poema Sexto -nunca me atreveré a decir que una obra de arte es buena o mala- así como me gustaron todos los de Las Siete Caras… porque diseña un sentimiento común de todas -o casi todas- las historias de amor:

"Yo sé que te Irás un día / Sin abrazos / Sin despedidas / Sin ningún adiós".
"Fuiste tierna y salvaje / cada vez que mi amor te atrapó / bajo las sábanas y frazadas / que ocultaron el frenesí del sexo / y apagaron la gloria de los quejidos / que el tiempo cuajó en horas petrificadas"
"Porque el por qué de los por qué / no servirán de constatación ni de lacre / para cerrar la carta del adiós".

Distinguido por el gremio junto a colega Marcoz
“Quienes conocen a los periodistas y su trabajo cotidiano, su aparente encanallamiento frente a la canallada de una sociedad que se mata también cotidianamente mientras habla de paz y de concordia, no podrán menos que mostrarse desengañados -por lo menos incrédulos- ante la ternura desencadenada por un periodista policial como Ney Barrionuevo, que estuvo más de 40 años en contacto con lo peor de los acontecimientos de una ciudad, como Lima, que se ha convertido en una selva.

“Bueno es saber que dentro de una aparente cáscara de cinismo e indiferencia, no estaba oculto ni muerto el ser humano ni su capacidad de enternecerse por el amor, de sentir el dolor de las despedidas cuando ellas son -quizá- definitivas.

“Y a quienes no nos atrevíamos a entrar en el mundo de los libros con sentimientos que creemos deben permanecer para solo nosotros, egoístamente, Las Siete Caras... nos estimulan y nos invitan a salir a la calle y a difundir literatura y poesía como si cumpliéramos una misión periodística, una vez más.

Junto a su joven pupilo Mario Vargas Llosa en La Crónica
“Todo ello nos lo hace sentir Ney con su primer libro, que ojalá no sea el último, porque abre la caja de Pandora de la humanidad en su más primitivo, eterno, hermoso sentimiento que es capaz de mover montañas y de convertir en dioses a los hombres.

“Por todo ello, gracias Ney, hermano”.

“Junto a ese comentario, publiqué dos de sus poemas:

Poema Segundo

Ese rostro tuyo parece labrado
en piedra y refleja luces del Sol
y Luna andina cuando te inclinas para
escribir esa carta que diriges a quien
está frente a ti, contemplándote

Tu corazón es un misterio
Y no hay palabra para nombrar
ese instante detenido

Tienes la actitud
de una niña que se interroga y
ensaya respuestas caprichosas
en el examen de fin de año

Yo proyecto, entonces
tu infancia
y tu futuro.
Porque eres
la constancia
Y porque eres lo concreto
y porque soy el Nigromante
que desperdigó sus elíxires
en un desafío a Dios y a la vida.

Sé que has amado
a otros hombres
y a todos
les has dado tu amor
y, generosa, tu ternura

Mujer, mujer,
has encendido estrellas
al tenebroso ocaso mío

Y sé que tratas de hacerme sentir
hombre infinito
en la hora en que, enfermo por el tiempo,
recorro la última estación
en busca de la senda que me lleve a heladas
regiones donde no crezcan árboles ni pájaros

Jamás pienses
que soy un desesperado.
Aún guardo ramos de ternura y de alegría
para quienes de mí nunca dudaron
Y sé que tu amor es cruel
y que tiene carburantes letales
que me harán sucumbir
en la hora en que, anhelantes,
nos abracemos en unión insólita
a la que temo como un condenado.

Lo felicitó cuando se enteró de que escribía poesía

Poema séptimo

Yo aquí, solitario, miro el cielo
y veo resplandecer un astro único
¿Es el Sol? Me pregunto
Y una niña que pasa por la calle
me responde: Sí, es el Sol. ¿Es usted ciego?
No hay respuesta
ni tiempo de darle las
gracias a la pequeña:
iHelena ya se fue!

Carlos Ney: que estas palabras, las tuyas y las mías un poco a destiempo quizá, sean mi homenaje a tu memoria, a los días y noches que anudaron nuestra amistad frente a una mesa con botellas, sobre la cual entregabas tu palabra modestamente sabia para que un día como hoy la recordemos. (Luis Eduardo Podestá).

(Imágenes captura de AméricaTV, de La República y archivo del autor)

miércoles, 6 de diciembre de 2017

No son cuentos… ¡son realidad!

Lita Velasco entra con
objetiva ternura en la vida
de singulares personajes

Desde un comienzo, Lita Velasco Asenjo, autora de un libro de cuentos que no lo son, advierte que “el periodismo es una puerta abierta que nos permite ingresar por mundos singulares” y lo hace con singular ternura, al describir a diez personajes en otros tantos relatos que forman parte de su libro “Deshojando vidas”.

Lectura conmovedora
Me niego a considerarlos cuentos, aunque ella afirme que lo son, en la generosa dedicatoria con que abrió el libro que me obsequió.

Y bueno, se trata de diez historias tan cortas que un novelista hubiera querido estirar hasta el infinito, pero Lita, quien las ha vivido y enfrentado, las deja ahí, para que nos quede el sabor ácido o dulce del tema tratado o una paz interior nacida, creo de la forma en que ella las encara y describe.

Lita Velasco, periodista, dice en su presentación de “Deshojando vidas”, que el periodismo le permitió “conocer de cerca el alma de las personas, apreciarlas, detestarlas, admirarlas o tratar de entenderlas”.

Declara que a través de la puerta abierta del periodismo que practicó desfilaron “acontecimientos y personas” y que “solo hay que atraparlos, digerirlos y luego
sacarlos a la luz. Así lo hice con estas historias”.

Por eso, reafirmo, no son cuentos y la misma autora lo confiesa, al señalar que “los personajes que les presento, mayormente con nombres prestados, están vinculados directa o indirectamente a mi vida... son sus vidas... nuestras vidas”.

Lita Velasco
Lita no se esfuerza por titular sus historias. Las deja simplemente con el nombre del protagonista, sea ser humano o gallo.

Así, “Agustín” es el protagonista de una tarde de toros al estilo de pueblo andino que concluye como tenía que ocurrir en la mayor parte de esas fiestas: “Esa tarde del Apóstol Santiago se tiñó de rojo, esa tarde como otras tantas, un cholo más había muerto”.

Como sucedía -y debe suceder hasta ahora- “Pablucho”, un niño campesino es entregado, con la ayuda del señor cura, al rico del pueblo, en pago de una deuda contraída por sus padres. Lita Velasco le da un lugar a la tristeza inapelable.

“Benjamín”, al parecer familiar de Lita vive un episodio de fantasmas, y la autora confiesa que al final “las ganas de seguir comiendo blanquillos esa tarde se me habían ido. Comenzaba a ver fantasmas entre los árboles…”.


Que no sea "Pablucho"

“Baltazar”, que debía formar un trío con “Melchor” y “Gaspar”, es un gallo nacido por equivocación en un galpón de gallos de pelea, pero conserva hasta el final su gallardía y su señorío de ave de paz insobornable.

Los amigos de “Jorge” Vicuña, eran un grupo singular, amantes de la naturaleza. Por algo se llamaban “José Puma, Leo Vaca, Carlos Cordero, Martín Gallo y Daniel Águila” y juntos corren una aventura de pesca muy especial en el río Monzón.

Primavera otoñal
Los relatos “Lucecita”, “Pedrito” y “Esther”, nos llevan a codearnos con singulares personajes de asilos de ancianos, adonde Lita concurrió, según todas las evidencias, en misión periodística y se encontró con amistades que impactaron en su vida.

“Deshojando vidas” concluye con “Abel”, un enfermo mental inofensivo que arrastra un paquete de periódicos como si fuera su perrito, y “Alonso”, un argentino que sostiene una relación de amistad que no llega a ser amor -¿o sí- con alguien que vive en el Perú, mientras él se pierde en Mozambique.

Más allá de los muros cotidianos
Lita Velasco ha sabido darle a historias y personajes que uno puede ver todos los días, el toque mágico de su sensibilidad y capacidad descriptiva, y ha sabido elevar el dolor, la tragedia, el amor, la amistad y sencillas relaciones familiares a dimensiones que conmueven, encolerizan, entristecen y alegran.

Todo lo cual impulsa al lector de sus páginas, a pedirle más de esas historias humanas que nos llevan a comprender el otro lado de la vida, más allá de los muros cotidianos que vivimos. (Luis Eduardo Podestá).

(Imágenes de “Deshojando vías”, GeopolíticaPerú, Scouts del Perú, KoomKin y archivo del autor)

martes, 5 de diciembre de 2017

Un mensaje que toca nuestra llaga

Ex presidente uruguayo José Mujica
describe con toda crudeza cómo el
dinero y el "éxito" originan la corrupción

Nota del editor - La que sigue es una ampliación de una información previa emitida en el muro del autor.

El expresidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica habla en un breve mensaje sobre el fenómeno de la corrupción que corroe la conciencia de los países porque afecta desde las más altas hasta las más bajas esferas de la sociedad, como se ha podido comprobar en el Perú, nuestra patria.

Palabra del presidente que no cedió a la tentación
La agencia alemana Deutsche Welle (DW) difundió hoy en su espacio Conciencia Sur, una intervención del expresidente uruguayo, a quien se recuerda por conducir su propio coche, un viejo Volkswagen y trabajar como un jornalero cualquiera su hacienda en las afueras de Montevideo.

Dijo la DW al respecto: "En una sociedad 'exitista' como la actual, los parámetros para medir quién toca la cima y quién cae en el pozo del fracaso son bastante escasos". 

Añade: "Más bien es uno solo: el dinero. El expresidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica, piensa que eso y la corrupción van de la mano, y critica no solo a las grandes empresas y políticos, sino también la corrupción que se ve en las acciones cotidianas".


Que sea de provecho para todos y que nuestra sociedad aprenda a esquivar las tentaciones en aceptación a los preceptos en que deben convertirse las palabras de Mujica.

En el Perú de nuestra época que nos toca vivir, las palabras de Mujica no solo son de actualidad, sino que tocan lo profundo de una llaga que nos atormenta gobierno tras gobierno y década tras década.

(Imágenes de archivo)
www.podestaprensa.com

lunes, 4 de diciembre de 2017

Cana de cuello y corbata

Pocas veces la justicia, ahora sí,
a través del juez Carhuancho, se ha
dejado sentir ante los poderosos

Cuatro poderosos empresarios peruanos, coludidos con las coimas que repartía a manos llenas la empresa brasileña Odebrecht, fueron encerrados esta mañana temprano en la carceleta del Poder Judicial, mientras otro, repentinamente enfermo y hospitalizado, está bajo vigilancia policial.

Muy temprano los llevaron a la carceleta
Los medios de hoy amanecieron con la sorprendente noticia, porque hasta pasada la medianoche del domingo, el juez Richard Concepción Carhuancho, no había leído la parte sustancial de su resolución que ordenó 18 meses de prisión preventiva para los cinco empresarios.

La agencia estatal de noticias Andina, informó que en la carceleta del Poder Judicial, cuatro de los empresarios comprometidos se encontraban “a la espera de ser traslados a centro penal donde cumplirán prisión preventiva”.

Se trataba de José Alejandro Graña Miró Quesada, Hernando Alejandro Graña Acuña, Fernando Martín Gonzalo Camet Piccone y José Fernando Castillo Dibós, quienes “fueron trasladado por la policía hasta esta sede judicial”, dijo Andina.

En el penal adonde serán destinados los referidos empresarios, todos de constructoras asociadas a Odebrecht, pasarán los 18 meses de prisión dispuestos por el juez Carhuancho titular de la Sala Penal Nacional.

La agencia precisó que “los cuatro empresarios no se encontraban en la sala el momento en que el juez Richard Concepción Carhuancho acogió un pedido de la fiscalía”, que reclamó los 18 meses de prisión.

Se presentaron en la Sala

“Se presentaron inmediatamente en la sede de la Sala Penal Nacional”, donde la policía judicial se hizo cargo de ellos para trasladarlos a la carceleta, ubicada en la sede del palacio nacional del Poder Judicial.

El fiscal reclamó 18 meses de prisión preventiva
José Alejandro Graña Miró Quesada y Hernando Alejandro Graña Acuña son exdirectivos de Graña y Montero (GyM), Fernando Martín Gonzalo Camet Piccone es presidente de JJ Camet Contratistas Generales S.A. y José Fernando Castillo Dibós, es director gerente general de ICCGSA, todas conocidas empresas constructoras.

“Se les atribuyen los presuntos delitos de colusión y presunto lavado de activos, debido a que, según la fiscalía, habían tomado conocimiento de la presunta coima que habría pagado Odebrecht al expresidente Alejandro Toledo, por la (construcción de la) carretera Interoceánica.

Esta carretera une localidades del sur del país, y penetra en el Brasil cerca de la ciudad de Acre.

A un quinto procesado, Gonzalo Ferraro Rey, alto funcionario de Graña y Montero, se le aplicó arresto domiciliario, porque se encuentra hospitalizado en la clínica Anglo Americana.

El juez Carhuancho dispuso la prisión
En su resolución el Carhuancho señaló que “en efecto hay un alto grado de probabilidad sobre la existencia de un delito tanto de colusión y de lavado de activos”, según versión del diario Gestión.

La resolución indica, asimismo que los empresarios “tenían conocimiento” de que fueron entregados 20 millones de dólares al expresidente Alejandro Toledo, mediante un acuerdo con Jorge Barata, representante de Odebrecht.

La suma habría servido para determinar que la buena pro de la construcción de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica, fuera entregada a IIRSA.

Cedieron parte de sus utilidades

“Frente a ello, y para compensar el abono que realizó Odebrecht, las empresas Graña y Montero, JJ Camet y ICCGSA acordaron ceder parte de sus utilidades de manera progresiva”, dijo Gestión.

“Este acuerdo se realizó en junio del 2011, con la presencia de José Graña, Fernando Camet y José Castillo, y que se involucró a Gonzalo Ferraro y Hernando Graña, quienes realizaron la operación y abono en favor de las empresas vinculadas al grupo Odebrecht”, añadió el diario.

El fiscal anticorrupción, Hamilton Castro, “aseguró que es necesario mantener en situación de prisión preventiva a los investigados durante 18 meses para evitar que escapen del país y evadan a la justicia”, indicó el diario La Repúbica.

“Para defender ese argumento, afirmó que los cinco procesados cuentan con los recursos económicos suficientes para dejar el Perú en cualquier momento y solventar los gastos de mantenerse en la clandestinidad”, destacó seguidamente.

Riesgo de fuga

"Que el sistema no permita lo que pasó con (el empresario) Gustavo Salazar, presidente del (club) Regatas, a quien ahora tenemos que extraditar", indicó el fiscal, de acuerdo con la versión de La República.

“Salazar permanece en los Estados Unidos”, agregó el diario, “pese a que tiene una orden de prisión preventiva en su contra por presuntamente haber prestado una de sus empresas para el pago de un soborno de Odebrecht al ex gobernador del Cusco Jorge Acurio”.

“Los cinco (empresarios procesados) registran constantes salidas del país, según los movimientos migratorios que presentó el fiscal Castro, e incluso tienen la opción de residir en Estados Unidos sin ningún inconveniente”, dijo el diario.

“Ambos datos fueron considerados por Castro como argumento para justificar el riesgo de fuga”, concluyó el diario.

(Imágenes de El Comercio, La República, Gestión e Internet)

domingo, 3 de diciembre de 2017

Plantean que santifiquen a Gareca

“Quincenario mensual” de Arequipa
opina que como Argentina tiene un papa
debe tener a “San Gareca de las Pelotas”

El Gallito, órgano periodístico de Arequipa que dice ser “quincenario mensual”, entusiasmado por la clasificación de la Selección Peruana de Fútbol, sugirió en su reciente edición que se canonice al entrenador argentina como “San Gareca de las Pelotas”.

Plantean canonización de "El Flaco"
No se sabe cómo reaccionará el ultraconservador arzobispo Javier del Río de la Ciudad Blanca, donde se ha originado la propuesta, por lo que habrá que esperar a su próxima homilía.

Lo cierto es que El Gallito señala con todas sus letras en gran titular de su página 5: “Si hay un papa argentino, ¿por qué no un santo? – Propongo a San Gareca de las Pelotas”.

Añade que “esta iniciativa debe cobrar fuerza a medida que se acerque el mundial (de fútbol)”.

Además, demanda de sus lectores: “Mándeme alguna sugerencia y 500 dólares para que tome fuerza esta vaina (¡!)”.

Dedicado a la fiesta de fútbol que será el próximo año
Algo que, como usted comprenderá y los lectores también no solo entra en el terreno de la fantasía sino en el de la ilusión más afiebrada.

Como era de esperarse después del sorteo de participación de los equipos en el Mundial Rusia 2018, esta publicación que inexplicablemente ha cumplido en el pasado noviembre, 20 años de existencia, dedica su edición 466 a la hazaña futbolística de la clasificación.

En su portada proclama: “Ya entramos a la fiesta, ahora llevémonos la torta”, haciendo gala de un optimismo extremo, ante lo cual, muchos aficionados han reaccionado positivamente: “¿Y por qué no?”.

Otro titular de portada abiertamente fantasioso señala que “Quieren asegurar a Gareca hasta el mundial de Honduras 3046” (más ¡¡¡!!!).

¿Será posible en Arequipa?
Quizá lo positivo para la sociedad, aunque muchos no estemos muy de acuerdo con ello, sea lo que propone un encarte titulado “Un día sin carne”, obra de los “amigos de El Gallito”, Los Greens (Los Verdes).

El encarte titula: “Sí, pues, nadie murió por no comer carne un día a la semana… ¿o sí?”.

Vale la propuesta en cualquier ciudad del mundo, pero en Arequipa, donde el 110 por ciento de los pobladores es carnívoro, existen serias dudas de que prospere la propuesta.

Nada cuesta intentar y ver los resultados, sobre todo cuando en el último siglo, la cerne -de res se entiende- es poco menos que un artículo de lujo y un churrasco te cuesta un ojo de la cara en picanterías y restaurantes.

Todo este material viene, como ya se ha dicho, en El Gallito 466, cuya remesa acaba de llegar a Lima y será distribuido entre los amigos del director de la publicación, Álvaro “Lessness” Podestá Cuadros, y también entre sus enemigo, si los tiene.

(Imágenes captadas de la misma publicación)

sábado, 2 de diciembre de 2017

¡Qué tal colcha! Una grati más por navidad

Cada padre de la patria
tiene 30 trabajadores a su
servicio pagados con tu plata

Hay que preguntarse si los congresistas trabajan o si son los “más de 4 000 trabajadores” del Congreso quienes les hacen sus tareas.

Cada uno tiene 30.7 trabajadores a su servicio
Algunos comentaristas han destacado en los últimos días la conchudez de los llamados padres de la patria que ante sí y por sí se asignaron una gratificación libre de polvo y paja de 1 500 soles mediante una tarjeta Visa.

El año pasado fueron las canastas navideñas cortesía de nuestra madre de la patria Luz Salgado quien contrató empresa ad hoc para llenarlas con pavo, whisky, champaña y panetones.

Ahora el joven presidente del Congreso, don Luis Galarreta, no quiso quemarse los garfios y merced a la recomendación de sus consejeros, que deben ser muchos, optó por regalar la referida tarjeta Visa de consumo que no deja huella, por un valor de 1 500 soles, tu plata y la mía.

La comentarista Rosa María Palacios se lanzó al ruedo en un espacio de LaRepúblicaTV y señaló que nuestros congresistas solo trabajan ocho meses al año, mientras tú, él, nosotros, vosotros, ellas y ellos, doblamos el lomo en nuestras respectivas ocupaciones, once meses al año… cuando somos dependientes y nos respetan las vacaciones.

Rosa María expuso en toda su desnudez, el aguinaldo navideño del Congreso que, dijo nos costará más de seis millones de soles.

30.7 trabajadores para cada congresista

“Es un problema de criterio”, comentó, “primero el Congreso no puede tener para 130 parlamentarios más de 4 mil trabajadores; (...) El Congreso se ha convertido en una agencia de empleo de las personas que colaboran en la campaña con el congresista".

Les dijo más de cuatro verdades
En efecto, si se hace un rápido cálculo, cada uno de los 130 congresistas tiene -o tendría- a su servicio ¡30 trabajadores! y algo más.  

¿Se ha preguntado usted qué hacen esos trabajadores -exactamente 30.7 personas- alrededor de cada congresista? ¿Le hacen el trabajo de legislar a los congresistas?

¡Con razón vemos proyectos de ley sobre las personas de metro cincuenta y otros similares!

Rosa María, periodista y abogada, lo analiza y arriba a la conclusión de que los congresistas no son trabajadores del Estado, están al servicio del estado (¿?) pero reciben todas las gollerías que les brindaría una empresa privada.

No les corresponde aguinaldo

Palacios dijo que el beneficio del aguinaldo no corresponde a los parlamentarios porque NO son trabajadores, dicho sin cachita ni mala intención.

¿Trabajan o sus 30 trabajadores lo hacen por ellos?
"Para que exista un contrato de trabajo tienen que existir tres elementos”, precisó Rosa María, “tienen que recibir una remuneración, tienen que trabajar, y sobre todo, lo más importante, tiene que haber subordinación, tiene que haber un jefe”.

“Por mandato de la Constitución, los congresistas no tienen jefe, por lo tanto, no tienen subordinación, es decir, no son trabajadores", concluyó.

La periodista criticó que los congresistas, “siendo funcionarios públicos, se acojan al régimen laboral privado para favorecerse con 12 remuneraciones, dos gratificaciones y el aguinaldo navideño cuando solo laboran ocho meses, mientras los grandes grupos del sector público, como Fuerzas Armadas, el magisterio y el personal de Salud, no tienen los mismos beneficios”.

"Es decir, los parlamentarios reciben 15 sueldos grandes por trabajar ocho meses, pero además les dan mil 500 soles para que se diviertan en navidad, y al frente tienen a un maestro que recibe un aguinaldo de 300 soles”, remató.

“Es un problema de criterio”, prosiguió, “primero, el Congreso no puede tener para 130 parlamentarios más de 4 mil trabajadores”.

Pachamama también dijo algo

El portal de Pachamama Radio también intervino en este asunto e insistió en que los demás trabajadores del Estado, recibirán solo 300 soles por navidad.

“Este beneficio (alcanza) a aquellos que están bajo el régimen de Contratación Administrativa de Servicios (CAS), el Régimen General Público dispuesto por el Decreto Legislativo 276, y la mayoría de regímenes especiales (policías y militares, profesores de educación básica, catedráticos universitarios, personal de salud y pensionistas)”, difundió Pachamama.

Con su misma pensión de hambre
Otro es el caso de “los empleados asimilados al Decreto Legislativo 728” quienes “cobrarán esta Navidad una gratificación equivalente a un sueldo”.

“Por ejemplo", explicó a Pachamama Luis Escajadillo, de la Federación Nacional de Trabajadores del Poder Judicial, "un asistente judicial obtendrá 1.500 soles y un secretario, 1.700. Similar suerte correrán los jueces, a los que una norma laboral especial faculta para recibir un aguinaldo completo”.

Y, finalmente, congresistas, los “pobres viejitos” que sirvieron de plataforma para que algunos llegaran al Parlamento, seguirán con sus míseras pensiones, dobladas esta navidad para que en lugar de un pan, puedan comer dos.

(Imágenes de La República, Congreso de la República e Internet)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Monumento a la libertad a ras el suelo

Los hermanos Scholl ejecutados
por un tribunal hitleriano reciben
hoy homenajes en toda Alemania

Evocación de La rosa blanca
que luchó contra el nazismo

En pleno centro de Múnich, capital del estado de Baviera, frente a la plaza de la Universidad de Múnich, hoy llamada Plaza de los Hermanos Scholl, en la puerta principal del edificio hay, como tiradas al acaso, unas carillas escritas cuya blancura contrasta con los adoquines de la vereda.

Carillas perennes frente a la plaza
En ese mismo lugar y en esa misma posición cayeron las cuartillas que Sophie Scholl, arrojó desde el segundo piso de la universidad, el 18 de febrero de 1943.

Eran las últimas que podría difundir, según una fuente histórica, La rosa blanca, un movimiento estudiantil al que ella pertenecía, que luchaba contra el nazismo y denunciaba sus atrocidades.

La historia cuenta que “un bedel, miembro del partido nazi, que la vio, la arrestó junto a su hermano, y el resto de miembros del grupo pronto se vio sorprendido por una redada”.

Sentenciados por traición

Los detenidos fueron sometidos a interrogatorios por miembros de la Gestapo, sometidos a un juicio ante un tribunal nazi que los acusó de traición y Sophie y su hermano Hans, fueron condenados a muerte y ejecutados el 22 de febrero de 1943.

Hermanos Scholl según una película sobre su vida
Poco después, otro miembro de La rosa blanca, Christoph Probst, fue enjuiciado y también condenado a muerte.

Otros miembros de la organización fueron sentenciados a distintas penas de entre seis meses y diez años de prisión

Entre los acusados y sentenciados no solo estuvieron los miembros de La rosa blanca, sino “todos aquellos que, de un modo u otro, habían colaborado con el movimiento en la elaboración y distribución de los panfletos”.

Tumbas gemelas guardan sus restos
También fueron condenados, tras la ejecución de Probst, quienes “recaudaron dinero para ayudar a la familia de este”, quien, a los 23 años de edad, era casado y tenía tres hijos.

El séptimo panfleto

“Die Weiße Rose (La rosa blanca), fue un grupo formado por cristianos militantes, surgido en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, que abogaba por la resistencia no violenta contra el régimen”, dice un texto histórico.

Guarda la historia de los hermanos
El grupo fue fundado en junio de 1942 y durante el tiempo que duró su actividad, febrero de 1943, según unas fuentes, “se redactaron, imprimieron y distribuyeron seis hojas en las que se animaba a la resistencia contra el nacionalsocialismo”.

La enciclopedia libre Wikipedia, dice sin embargo que hubo un folleto más, el séptimo.

Precisa que a luego de la ejecución de los hermanos Scholl y Probst, “la organización continuó operando, elaboró un séptimo panfleto y creció en células clandestinas con el objeto de aumentar la resistencia contra el régimen nazi”.

El monumento a ras del suelo frente a la Universidad de Múnich, precede al museo silencioso, iluminado, ubicado en el edificio principal, a pocos pasos de las cuartillas.

Rosa blanca imperecedera
Una primera impresión conmovedora, provoca ver, en el escritorio de la funcionaria que atiende a los visitantes, un florero con una rosa blanca, fresca y lozana, porque es, con toda seguridad, renovada cada día.

Las salas del museo exhiben documentos escritos y gráficos de la época nazi, y computadoras donde uno puede acceder a la historia de los hermanos Scholl.

No siempre fueron rebeldes

La historia refiere que Han y Sophie Scholl no siempre fueron los rebeldes que pintaban “Fuera Hitler” en las paredes cercanas a la universidad y hasta en las del gobierno de Baviera.

La agencia Deutsche Welle (DW) informaba en 2013 al cumplirs 70 años de la ejecución de los hermanos, que “Hans y Sophie Scholl vivían con su familia en la tranquila ciudad de Ulm cuando los nacionalsocialistas tomaron el poder en 1933”.

Soldados en la universidad
“Ambos eran estudiantes de colegio: Hans nació en 1919 y Sophie en 1921. Su padre, Robert Scholl, se ganaba la vida como contador. Scholl, de ideología liberal, no simpatizaba con los nazis en el poder. Él y su esposa, Magdalena, siempre buscaron la manera de inculcarles a sus hijos el pensamiento cristiano y enseñarles el valor de la tolerancia”, recordó la DW.

“A pesar de ello, los jóvenes Scholl terminaron involucrados con el Nacionalsocialismo. Hans Scholl hizo una rápida carrera dentro de las Juventudes Hitlerianas. Con sólo 16 años ya comandaba a 160 jóvenes de la organización”, añadió el informe.

Se les desvaneció el fanatismo

“También su hermana Sophie sentía gran simpatía por el partido nazi. Sophie Scholl se adhirió a la ‘Liga de chicas alemanas’, la rama femenina de los jóvenes hitlerianos”, donde llegó a ser una dirigente ““muy fascinada, y era muy fanática del Nacionalsocialismo”, dijo la agencia.

Se arrepintió de haber sido una chica nazi
DW señala que “para 1942 ese fanatismo se desvaneció. Los hermanos se dieron cuenta de que la filosofía del nacional socialismo no concordaba con sus valores cristianos. Dentro de Hans Scholl crecía y maduraba la convicción de que debía hacer algo en contra del régimen criminal de Hitler”.

Refirió que “en 1942, Hans Scholl fue convocado a la lucha en el frente oriental y vivió en carne propia los horrores de la guerra, la persecución y exilio de los judíos; todos hechos que lo marcaron profundamente”.

Informó, seguidamente que “en la Universidad de Múnich, en 1942, nació el pequeño grupo ‘Rosa Blanca’ fundado por Hans Scholl junto con los estudiantes de medicina Christoph Propst, Alexander Schmorell, Willi Graf, y el profesor de filosofía Kurt Huber”.

“Posteriormente, se unió Sophie Scholl cuando se trasladó a Munich a estudiar biología y filosofía”, destacó.

Sus nombres en una calle alemana
Subrayó, asimismo, que “el grupo combatía las ideas del partido Nacionalsocialista enviando panfletos por correo, o dejándolos en cabinas telefónicas o parqueaderos. A los amigos y conocidos también les repartían volantes, tanto en Múnich como en Ulm, con mensajes como: “cada palabra que sale de la boca de Hitler es mentira”.

El monumento a ras del suelo, como lo he llamado, fue fruto de un concurso de escultura convocado en 1987 con el fin de perpetuar la memoria de los hermanos Scholl en la plaza de la Universidad de Múnich.

Ganó el certamen la propuesta del artista Robert Schmidt-Matt, “que planteaba la reproducción en cerámica de los panfletos esparcidos por el suelo y entre los que figuran las fotografías y las biografías de los hermanos Scholl y otros miembros del grupo”. (Luis Eduardo Podestá).

(Imágenes de Beatriz Podestá, del autor y de archivo del blog e Internet)