miércoles, 14 de febrero de 2018

El reposo de un periodista de pelea


Manuel Rodríguez Velásquez
tiene la felicidad de tener a su
familia todos los días a su lado

Manuel Rodríguez Velásquez, Marove es su seudónimo artístico, es un periodista de pelea, que luchó para defender sus derechos y al cual solo ha podido echar a la lona la enfermedad que padece.

Con un aguilucho al hombro en maca, Caylloma
Durante mi última estada en Arequipa hice una llamada a su casa como solía hacerlo cuando llegaba a esa ciudad y me encontré con una sorpresa que me dolió hasta las lágrimas, a mí, que soy duro ante los peores trances y sabe disimular la pena.

Estaba, me dijo su esposa Lupe, mi comadre, en una casa de reposo y dudaba de si me pudiera reconocer.

El alzheimer había hecho pasto de su cerebro privilegiado y mantenía en receso las manifestaciones artísticas a que dedicó su vida de periodista.

Porque Marove no solo era redactor, sino que fue un inspirado caricaturista y un fotógrafo artístico, a quien la ceguera que comenzó a padecer hace veinte años, no pudo dominar.

Una misión en el campo
Me extrañó alguna vez en Arequipa saber que presentaba una muestra de sus fotografías, tomadas -¿se puede hacer eso?- guiado solo por las sensaciones del clima que lo rozaba.

Vi, entonces, un amanecer enrojecido sobre las montañas orientales de Arequipa y me pregunté a qué hora, poco después del amanecer, había sido captado.

Marove se reía cuando le preguntaba sobre el tema y desviaba la conversación, porque me parecía que se había levantado muy temprano y al sentir los rayos del sol sobre su cuerpo, apretó el disparador.

En busca de modernización

Lo conocí en junio de 1957 cuando ingresé a trabajar en el diario El Pueblo como redactor. Me dio la mano, “bienvenido”, me dijo, “contigo aquí podremos hacer muchas cosas”.

Arriero en las alturas
Quizá se refería a que como mi experiencia laboral venía de La Prensa, diario capitalino que imponía formas de redacción y medidas de diagramación modernas a través de “carillas milimetradas”, volcaría esos conocimientos en beneficio de mi nuevo diario.

Así fue, aunque hubo tropiezos, pues las famosas carillas milimetradas no tuvieron la entusiasta recepción que imaginé. Jorge Hani, el jefe de locales, pasaba largas horas contando las letras y espacios de un renglón para establecer el tamaño de una información.

Un barco solitario
Le decía que eso ya estaba inventado con las carillas de La Prensa, pero él alegaba que los linotipos de El Pueblo tenían otras matrices incompatibles.

¡Cosas técnicas que no interesan hoy, pero que a Marove lo puso de mi lado en las discusiones que se propiciaban en la redacción!

Bien. Marove hacía las caricaturas para mi columna, escrita en tono jocoso a veces, pero casi siempre con alto contenido crítico sobre asuntos de la ciudad y de sus barrios.  

Tallador de sillar
También lo hizo cuando editamos una revista de mala suerte, como que su nombre fue “Trece” y que no duró, si los recuerdos no me engañan, no más de cuatro números.

Sus peleas de toros

Con Marove pasábamos largas horas nocturnas hablando de las peleas de toros, una justa leal, decía, que muy rara vez es sangrienta y se reduce a una medición de fuerzas entre dos animales entrenados y criados para eso.

Yo me fui hacia nuevos horizontes -primero Correo y más tarde Expreso- en Lima y nos perdimos ocasionalmente de vista, pero en mis viajes a Arequipa, siempre nos encontrábamos para charlar.

Me enteré de las vicisitudes de El Pueblo, después de la muerte de su director y propietario Morales Blondet, cuando surgieron luchas internas por el poder entre grupos de trabajadores e intereses foráneos, en las que él participó con entereza y con amor al diario en que había trabajado toda su vida.

Salió malparado, pero continuó su pelea desde afuera, hasta que su salud, deteriorada progresivamente, lo recluyó en el hogar familiar.

Mi comadre Lupe, su esposa, me cuenta de sus últimas crisis que obligaron a mantenerlo bajo estricto y permanente cuidado médico. Me advirtió que quizá no me reconocería y que comprendiera la situación. Así lo prometí.

Pero, ¡oh sorpresa! Me saludó como un amistoso “¿cómo estás?” y luego me preguntó: “¿Estás trabajando para algún periódico?”.

Sostuvimos una conversación a tropezones, pero amistosa, a veces risueña, en presencia de su esposa Lupe, su hija Emily y su nieta Sofía, que concurren religiosamente todos los días a pasar con él varias horas.

Creador de la fama de Menelik

Marove escribió un libro sobre “Las peleas de toros de Arequipa” y se hallaba en plena investigación sobre el destino de los restos del prócer y poeta Mariano Melgar cuando la crisis de su mal interrumpió su tarea.

Destacó la imagen de "Menelik"
En su libro, Marove rescata la loncca tradición de las peleas de toros y devela con minuciosidad la historia de Menelik, un toro que no nació para el arado sino para pelear y se convirtió en el campeón de campeones de la campiña durante muchos años.

Cuando Menelik murió, sus propietarios hicieron embalsamar su cabeza y la guardaban como una reliquia, pero algunas instituciones la pidieron prestada para ferias y exhibiciones y perdió un ojo y se maltrató de mala manera hasta que sus dueños decidieron rescatarla y guardarla en su casa para siempre.

Recuerdo que Marove asistía todos los domingos a las peleas de toros, allí donde se produjera, en cualquier condición del tiempo y que los lunes El Pueblo publicaba sus notas acompañadas por fotografías que él mismo tomaba, sus dibujos y sus caricaturas.

Me duele que se encuentre enfermo y que su condición no le permita la escritura ni la lectura y ni la práctica de su arte, la caricatura, el dibujo y la fotografía que fueron sus hábitos de toda la vida. 

Manuel Rodríguez Velásquez... en persona
Es, me digo sin resignación, el precio que los años nos imponen.

Pero el hecho de que su familia lo acompañe diariamente y se ocupe de sus mínimas necesidades, aunque no lo tengan presente en el hogar como en el pasado, es conmovedor porque -y sepámoslo todos quienes lo conocimos- no permiten que caiga sobre él la soledad que suele acompañar a quienes, como él, padecen los males que duran tanto como el tiempo mismo.

Por eso me permito enaltecer la tarea que se han impuesto su esposa Lupe, sus hijos Jorge, Karina, Erick y Emily y sus seis nietos, para estar con él todas las horas que la casa en que se encuentra lo permita.

Que estos breves párrafos, hermano Marove, sean, asimismo, el homenaje que rindo a la camaradería incondicional que nos unía en los intensos años que compartimos en la casa periodística en que nos conocimos hace más de 60 años.    

(Imágenes de Manuel Rodríguez Velásquez y del álbum familiar)

martes, 13 de febrero de 2018

“Cabeceador” Toledo remplazará a Guerrero


El Gallito anuncia cambio en
selección de fútbol que
defenderá al Perú en Rusia

En gran titular de portada, El Gallito 467, que dice ser “quincenario mensual humorístico de aparición semanal” de Arequipa, anuncia que el perseguido expresidente del Perú, Alejandro Toledo remplazará en la primera línea de la Selección Peruana de Fútbol al consagrado Paolo Guerrero.
¡Cambio en el equipo!
Las razones que esgrime la publicación mistiana es que Toledo se ha destacado como “puntero mentiroso y más cabeceador que Valeriano López” por lo que “el cholo (Toledo) dará la talla en el Mundial”.

Agrega que el sugerido remplazante de Paolo, “se escapa de los contrarios con una habilidad digna de mejor causa”.

Además, destaca que “lleva años engañando a los gringos de diversas latitudes (por lo que) no será raro que pueda hacer lo mismo con franchutes, canguros y daneses”, los rivales del Perú.

Finalmente, finaliza sus sumillas con una sentencia demoledora fuera de toda duda: “Como el alcohol no está entre las sustancias prohibidas por la FIFA, el Cholo pasará piola”.

¡Mentira! ¡Nunca tuvo relación con Odebrecht!
“El Gallito 467” dice en el texto sobre el tema, que así “trascendió en la conferencia de prensa dada por el entrenador nacional, Ricardo El Gareca”, quien declaró que “el cholo sano y sagrado reúne todas las condiciones para suplir con éxito al exdelantero del Flamengo”.

Como le es habitual, El Gallito hace un regalo: “Con esta edición”, publica, “reclame gratis su pasaje a Rusia (Ver página 17)”, lo cual es un engañamuchachos pues, como usted lo podrá comprobar, la publicación no tiene sino cuatro páginas.

En su sección deportiva de la última página sigue abogando por la canonización del entrenador argentino: “Iniciativa de colectivo ‘Canonicemos a Gareca’ toma fuerza”, proclama sin tener en cuenta las amenazas de excomunión que le provendrían de monseñor Javier del Río Chili y del cardenal Ciriani, que son como dos caimanes del mismo pozo.

El día del enano

El Gallito también se ocupa de política y critica a nuestro ejemplar Congreso de la República por crear el “Día del Enano”, como si los seres de bajo tamaño no tuvieran derecho a su día como los emolienteros.

Así pues, dice: “Una vez más, nuestro Congreso, haciendo eco de las urgentes necesidades del país, aprobó la ley que declara el 25 de octubre como día de las personas de baja estatura”.

El Gallito expresa su solidaridad “con ese sector de la población que pese a las dificultades que afronta día a día, ha sabido responder con altura a cuanto reto se le presenta”. Si está dicho o no con cachita, usted es libre de interpretar la lectura.

Entre otros titulares destacados, figuran en la referida edición, “PPK firmaría indulto… pero para él mismo”, “Flora Bartra niega presencia en allanamiento” desmentida por cien videos.

¡Urgente! ¡Congreso aprueba el Día del Enano!

¡Ah, hay algo más! “El Gallito reafirma: nunca recibimos dinero de Odebrecht”, para dar un mentís a los malévolos rumores que circulan al respecto y se duele de no haber conocido al señor Barata, representante de Odebrecht empresa con la cual, “estamos seguros, podríamos haber entablado una fructífera relación de negocios en beneficio de nuestros lectores y el país”.

Confiesa, finalmente sus aviesas intenciones: “El Gallito es un medio independiente, cuyas páginas siempre están disponibles al mejor postor, y que desde un inicio decidió hacer del periodismo el más vil de los oficios”.

SI usted no lo cree puede leerlo con sus propios ojos, pues El Gallito es una publicación que se distribuye gratuitamente en cuanta discoteca, restaurante y afines existen en el centro de Arequipa. Y también en Internet.

(Imágenes captadas de la propia publicación)

domingo, 11 de febrero de 2018

Crean el calzón que grita ante violación

La inventora es alemana que
sufrió intento de ataque sexual 

Los medios del mundo se alegraron ante el invento de Sandra Seilz, diseñadora alemana de 42 años, quien ha creado unos shorts tan especiales que emiten una alarma de hasta 140 decibeles cuando se activa un mecanismo frente a un intento de violación.

Posee dispositivos de seguridad y alarma
Ella fue víctima de un intento de violación y su traumática experiencia la inspiró para idear una prenda femenina a prueba de ataques sexuales.

La Opinión de México informó que “la diseñadora salió hacer deporte como lo hacía habitualmente pero el destino hizo que se cruzaran en su camino tres hombres en estado de embriaguez”.

No serán necesarios candados ni cinturón de castidad
Ellos “trataron de arrancarle los pantalones”, pero su buena suerte quiso que “un transeúnte interviniera y los agresores sexuales huyeron”, refirió el diario.

“Los llamados ’Safe Shorts’ son unos pantalones deportivos con tres mecanismos”, describen los medios.

“El tejido de la prenda es resistente a cortes y rasgaduras” y posee, adicionalmente “un protector en la entrepierna que evita los agarres”.

Un toque y se activa ruidosa alarma
“En la parte frontal lleva dos cordones que cruzan de lado a lado para evitar que se rompan”, añadió.

El Gráfico de Argentina indicó que las prendas fabricadas hasta hoy, “están hechas de un material muy fuerte y los lazos en la cintura están asegurados con una cerradura de combinación”.

Pero lo extraordinario es que “si a alguien se le ocurre intentar quitarlos un sensor dispara un artefacto que genera una alarma de 140 decibeles”.

Vea a cuánto equivalen 140 decibeles 
Un sonido de 120 decibeles equivale al de un avión a chorro en marcha y llega a los 139 decibeles al momento de despegar, lo que significa que un ruido de 140 decibeles causa dolor en quien lo escucha.
 
El periódico argentino dice también que “en un primer intento, Seilz lanzó al mercado 150 copias, pero la demanda fue tan alta que se requirió fabricar un lote adicional y abrir el servicio de pre-pedidos para abastecer a varios países”.

Un calzón que dará tranquilidad
El diario Metro del Reino Unido, informó, por su parte, que el precio de un short de este tipo es de 149 euros (unos 180 dólares) considerado demasiado alto por lo que su creadora buscar fabricarlo en la India, a fin de ponerlo al alcance de todas las economías.

La prenda no solo se vende en Alemania, sino que ha comenzado a distribuirse en otros países del mundo.

(Imágenes de El Gráfico, La Opinión, Metro.coUK)

viernes, 9 de febrero de 2018

Evangélico promete “reformar” a gays

¡Quién se anima a ponerse
en las manos del candidato
para alcaldía de Arequipa! 

Como siempre, el elector debe esperar las más disparatadas promesas de los candidatos que quieren llegar a como dé lugar a su objetivo, pero como dicen los muchachos de esta era, el candidato Ricardo Medina Minaya, a la alcaldía de la Municipalidad Provincial de Arequipa (MPA), “se pasó de vueltas”.

Medina luce una coqueta banda de regidor
Porque “advirtió que de ser elegido por Siempre Unidos (su partido), pondría en ejecución una serie de programas destinados a volver heterosexuales a los integrantes de los grupos LGBTI”, según una publicación del diario El Pueblo.

Dijo también al diario arequipeño que el candidato dijo que “los respeto y considero (a los homosexuales), pero creo que no se ha avanzado en programas para que vuelvan a su estado natural”.

Quien promete regresar a su estado natural a los homosexuales es “también evangelista”, es decir de la misma fe religiosa de aquel cavernario que clamaba que había que matar a las mujeres que se sorprendiera besándose.

Además, Medina, actual regidor de la MPA prohibirá “la apertura de discotecas de ‘ambiente’, y esto se evitará negando licencias de funcionamiento a estos locales, con el único afán de proteger a la niñez y juventud”, añadió el diario.

Agencia Efe dijo que Medina abrió polémica
El matutino recordó, además, que Medina Minaya es quien “solicitó a la Procuraduría de la Municipalidad que se oponga al cambio de sexo en el DNI a una joven de 24 años” residente en la Ciudad Blanca.

Si embargo, la posición del candidato mistiano, “ha generado polémica”, dijo la agencia española Efe.

(Imágenes del diario El Pueblo y Efe)

lunes, 5 de febrero de 2018

Recordando a los fundadores de un diario

Ocho trabajadores que hicieron
realidad el diario Correo de
Arequipa reciben medalla de oro

No todos los días se funda un diario y menos aún fuera de la capital del país, con todos los adelantos de una época que hoy ha quedado atrás y que conmueve al evocarlos hoy, un tiempo como el 2018 del siglo XXI, tan veloz y tan lleno de tecnologías.

Fundadores de Correo de Arequipa
Al evocarse los 55 años de la salida del primen ejemplar del diario Correo deArequipa, directivos de Empresa Periodística Nacional S.A. (Epensa) recordaron aquel 28 de enero de 1953 en que el tabloide del logotipo rojo saliera a la calle.

En recuerdo de aquel momento de la historia del periodismo de la Ciudad Blanca, fueron distinguidos con diploma y medalla de oro de la Municipalidad Provincial de Arequipa, los periodistas Luis Eduardo Podestá Núñez, Carlos Zúñiga Alemán, Juan Salas Ocharan, Darío Pariente Guzmán, Jorge Esquivel Góngora, y los trabajadores José Álvarez, Alipio Guzmán Canazas y Germán Paredes Bejarano, el último de los cuales estuvo ausente.

También recibieron la distinción Estenio Zúñiga del Carpio, Noé Carpio Toranzo, Alfredo Barbachán Espinoza, Henry Guillén, y Ronald Torres.

La editora general, Mónica Cáceres, ofreció el saludo de bienvenida a los invitados, la editora Nery Alemán Puma dio la lectura a una reseña histórica del diario, y el director de Correo de la macrorregión sur Héctor Mayhuire Rodríguez cerró la ceremonia con un discurso por el aniversario.

Un genio entre nosotros

Raúl Villarán Pasquel, considerado genio del periodismo por haber creado periódicos exitosos como Última Hora, Expreso, la cadena de Correo y, más adelante Ojo, estuvo presente en los días previos al lanzamiento de Correo, cuando dirigió numerosas ediciones cero en la primera sede del diario mistiano en la calle La Merced 535.

Raúl Villarán, el "rey de los tabloides"
Para aquel acontecimiento, hubo gran despliegue de personal. Llegó a Arequipa el estado mayor de la cadena junto a Villarán.

Formaban parte de ese equipo el destacado experiodista de La Prensa, José González Málaga, nombrado director del nuevo diario, el editorialista Mario Castro Arenas y Guillermo Thorndike, para reforzar el área informativa y editorial, y varios especialistas para talleres, circulación, administración y publicidad.

Villarán se propuso darle a Arequipa un diario ágil, un tanto alejado de la seriedad de El Pueblo y de los periódicos que llegaban de Lima.

Debía privilegiar y así nos lo dijo a Jorge Hani Legunda, jefe de redacción y a mí, jefe de informaciones, lo interesante sobre lo importante, textos cortos, mucha información gráfica y lenguaje sencillo, que estuviera al alcance de todas las inteligencias.

Hani y yo abogábamos por un tratamiento localista de las informaciones, porque conocíamos el carácter del lector arequipeño.

José González Málaga, el primer director

Pero Villarán afirmaba que “el lector de Arequipa no es distinto a los del resto del mundo”.

¡Y llegó el día! El 28 de enero de 1963 se tiraron 25 mil ejemplares que varias camionetas distribuyeron gratuitamente al público en los lugares de mayor concentración de gente.

Sin embargo, no se alcanzó el éxito que se esperaba y hubo gran desconsuelo entre la familia del hijo recién nacido, tanto los jefes de Lima como los periodistas de Arequipa.

El cuarto día, después de una siesta en la dirección del periódico, Villarán nos llamó a Hani y a mí.

-¡Ahí les dejo su periódico! Hagan lo que quieran con él. Yo regreso a Lima.

Los demás jefes regresaron a la central de la cadena en Lima uno tras otro.

El que más duró fue Guillermo Thorndike a quien le dimos un almuerzo de despedida en un restaurante camino del aeropuerto.

Por qué ocurrió en Arequipa lo que no pasó en Tacna, Huancayo ni Piura, donde las ediciones tuvieron éxito económico por su alta circulación, es un misterio que pocos se animaron a investigar.

Pero el desafío estaba lanzado

Correo inició una era de progreso en el periodismo escrito. Recuerdo que en mi anterior periódico, El Pueblo, se contrataba un fotógrafo para que cubriera determinadas misiones y que no existía taller de fotograbado.

Benito Guzmán (centro), con diploma periodístico
El fotograbador, señor Roberto Arismendi, también solicitado las veces que se le necesitaba, usaba un primus -cocina a querosene, para quienes no lo sepan- y la luz del sol para hacer los clichés que se utilizarían en la próxima edición.

Correo trajo un taller de fotograbado, dirigido por Ángel Colombo, a quien apodamos desde el primer día, el “chueco”, porque lo era.

También teníamos un taller de fotografía, con dos reporteros gráficos, que aprendieron las artes del revelado de películas y la impresión de las imágenes en papel, Benito Guzmán Canazas, ya desaparecido, y Jorge Esquivel, “Esquivelito”.

La ruidosa Covadonga

Los ruidosos talleres donde reinaba la rotativa apodada “la Covadonga” no sé por qué razón, eran gobernados por José Montoya Romero, “Pihuicho”, regente o jefe de talleres y cuyo apodo nunca supe cómo se originó porque como ustedes sabrán, el pihuicho es un pequeño lorito de la selva de hermoso plumaje.

A su lado trabajaban el “Gato” José Álvarez, a quien tuve el gusto de abrazar hace un par de años, en su casa de Mariano Melgar y en la ceremonia del viernes 26 de enero, hace poquísimos días. 


"Elena.. no" Juan Salas, tercero de la izquierda, fundador
Como máquinas auxiliares estaban los linotipos, enormes armatostes de más de dos metros de alto y por lo menos uno de ancho, donde se elaboraban los lingotes de plomo, provenientes de un crisol donde el plomo hervía a no sé cuántos grados centígrados de calor.

De allí salían los mencionados lingotes que es, como si dijéramos en lenguaje de hoy, los renglones de texto, en plomo que quemaba los dedos si alguien se atrevía a tocarlos a mano desnuda.

Una hermana de los linotipos era la Ludlow, que también trabajaba con plomo hirviente pero de donde salían las grandes letras de los titulares. A quienes trabajaban en estas tituladoras los llamaban los ludistas, una especialidad de los viejos talleres tipográficos.

Quien mal anda…

El jefe de esa sección era un limeño a quien llamaré Arévalo, porque su nombre se me escapó de la memoria. Era una magnífica persona, afable y siempre dispuesta a la broma, a quien sus compañeros del taller anunciaban un mal fin porque como tenía una pierna de palo, decían, “quien mal anda mal acaba”.

En la bulliciosa redacción nos alojábamos unos diez redactores de la primera etapa.

Hani, primer jefe de redacción
A Jorge Hani, el jefe de redacción, le decíamos “el chascoso” porque, ustedes ya lo saben, no parecía usar peine.

Uno de los redactores de locales que casi nunca estaba a la hora de ver el cuadro de comisiones era Carlos Meneses Cornejo, a quien nosotros no le pusimos la chapa de “el inglés”, sino el propio Raúl Villarán.

Ocurre que deseamos tenerlo con nosotros por su calidad de redactor, pero él trabajaba en La Comercial desde hacía varios años y aceptamos sus condiciones.

Se presentaba a veces al mediodía, a veces por las tardes, con su material, impecable. No había necesidad de corregirlo o voltearlo.

Una noche Villarán salía de la dirección y lo vio conversando con Jorge Hani en la redacción. Me llamó y me preguntó “¿quién ese inglés?”. Al “inglés”, que vestía un gabán beige y una gorra típicamente británica, probablemente para hacer frente al frío de la noche, solo le faltaba una pipa para parecerse a Sherlock Holmes.

Le expliqué a Villarán de quién se trataba y quedó satisfecho y Carlos Meneses se quedó como “el inglés” de nuestra redacción.

La primera familia

Trajimos de El Pueblo a Juan Salas Ocharan, “Elena… no”, a quien alguno de los llegados de Lima bautizó como “volkswagen con bocina de tractor”, debido a su profunda voz.

En policiales debo recordar a Gustavo Salas Morales, “el chicle”, apodado así por sus contactos en los clubes exclusivos, donde se originaba buen material periodístico.

Salas Morales dirigió durante varios años el diario Correo de Tacna y murió de un tumor cerebral a finales de la década de los 60s.

El “chino” Edilberto Guzmán, de locales, estudiante de derecho, nos arrancaba sonrisas porque comenzaba casi todas sus notas como si se tratara de un texto judicial: “Considerando que… etc.”.

Darío Pariente, redactor de locales, a quien encontraba por el centro de la ciudad, cada vez que estaba en Arequipa y con quien tuvimos el viernes 27 una evocadora conversación sobre el viejo Correo.

En la jefatura de deportes, desde los meses en que hacíamos ediciones cero, actuaba Carlos Zúñiga Alemán, quien tuvo como virtual jefe temporal a Francisco Landa, traído de Lima para reforzar esa sección.

Guillermo Thorndike, del equipo limeño
Más tarde, se sumaría a la sección deportes, Alejandro Avendaño, a quien sin serlo llamaban el “tuerto”, quien hacía bromas sobre su condición de bizco, tenía una chica que se llamaba Iris y un día pidió permiso para ir a Lima con el fin, dijo, de que le "alinearan las luces”.

Yo no me libré del bravo ingenio de mis colegas. Me decían “el ogro”, no sé por qué.

Éramos como se observa, una gran familia, donde abundaban las bromas y donde llegado el momento de trabajar solo se escuchaba el antiguo y nostálgico teclear de las máquinas de escribir.

Hoy, según he visto en algunas redacciones, reina un silencio de iglesia, donde de vez en cuando se alzan la cabeza y la voz de unos seres humanos, por sobre las brillantes pantallas de las computadoras.

Como yo también me he entregado a mi tarea en una computadora con la que converso todos los días durante varias horas, dedicado a la lectura de periódicos y noticias de todo el mundo al alcance de un click, y también a escribir periodismo y literatura, no podría decir que “todo tiempo pasado fue mejor” pero a la luz de los años y recuerdos... sí parece serlo. (Luis Eduardo Podestá)

(Imágenes de Correo y archivo)

miércoles, 24 de enero de 2018

Una ley para depredar la selva amazónica

Galarreta la promulgó poco
después de que el Papa
defendiera a la Amazonía

El diario La República en su opinión editorial calificó la acción del presidente del Congreso, Luis Galarreta como “Una bofetada al papa”.

La selva no estará libre de los depredadores
Dijo que Galarreta, “captado contrito y aplicado en algunas de las actividades de la reciente visita del papa Francisco, no tuvo empacho de promulgar, solo unas horas después de que este partiera a Roma, una ley que destrozará la Amazonía peruana”.

Añadió que el dispositivo “atentará contra los pueblos originarios y sus territorios y las reservas naturales protegidas a partir de la falsa idea de modernidad que su Santidad precisamente cuestionara severamente en su mensaje en Puerto Maldonado”.

Se trata de la ley 30723, “que declara de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en el territorio de la región Ucayali”.

No puede decir que no lo escuchó
La promulgación “fue posible gracias a que el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), otro de los fieles seguidores acomedidos del papa en su visita al Perú –que aplaudió entusiasta el mensaje amazónico–, se inhibió de observar esta norma destructiva a pesar de los reparos nacionales e internacionales”.

Una ley contra la naturaleza

El editorial de La República recuerda que “en diciembre pasado, la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, se pronunció formalmente contra esta iniciativa legal señalando claramente que afectará los territorios indígenas y a la convivencia sana de los ciudadanos de esa región con su entorno”.

También destaca que “el Ministerio de Cultura se dirigió también al presidente del Congreso cuestionando la norma entre otras razones porque atentaba contra los derechos de los pueblos originarios en aislamiento voluntario”.

Ley que huele a traición
Subraya, además, que los territorios de los pueblos originarios Isconahua, Murunahua, Madre de Dios y Mashco Piro, “se verían afectados por esta ley”.

Denuncia que la ley 30723 “es el resultado del lobby maderero de Ucayali, gran parte de cuyas actividades son ilegales, que arrastra con el soborno, presiones a las autoridades y asesinatos de líderes nativos”.

Y señala que ese lobby “ha llegado al Congreso de modo exitoso sobre todo por sus relaciones con otras actividades ilegales, entre ellos la minería ilegal”.

Se trata de una “ley depredadora”, dice el diario y ha sido promulgada en contra de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) que agrupa a las comunidades nativas y “rechazó la norma porque de manera directa afectará la vida, salud, subsistencia, integridad y territorios de los pueblos en aislamiento y contacto inicial”.

“La idea de promover carreteras o trochas que crucen la selva llevando desarrollo es muy antigua, tan antigua como los auges del caucho, coca, madera y oro”, prosigue el editorial.

Una ley los pone en peligro
Pero en este caso, “se agrava porque los trazos previstos en Ucayali, como la carretera a Purús, son profundamente dañosos de zonas protegidas por distintas normas y atenta contra la flora y fauna que a duras penas el Estado intenta proteger a partir de la expedición de la Ley Nº 29763, Ley Forestal y Fauna Silvestre”.

Origen fujimorista de la ley

Un informe del mismo diario, destaca que la propuesta que dio origen a la ley fue de Glider Ushñahua, de Fuerza Popular (FP), presidido por la hija del dictador recientemente indultado, la misma que durante su fracasada campaña electoral suscribió pactos con diversos sectores calificados como destructores de la selva.

La ley que “que amenaza cuatro reservas indígenas y los bosques de dicha región, se aprobó sin las opiniones técnicas de los ministerios de Cultura y del Ambiente”.

Promulgó la ley contra la selva
El diario añade que esos ministerios “tienen como función la protección de los derechos de los pueblos indígenas y la conservación de los recursos naturales, de modo que sus evaluaciones resultan de primera importancia”.

También fueron consultados el Gobierno Regional de Ucayali, Proinversión y el Colegio de Ingenieros, que pidió “no declarar de interés el mantenimiento de trochas carrozables, como finalmente se aprobó en el Pleno de diciembre último”, recalcó el informe del periodista Fernando Leyton.

“Tampoco se pidió un análisis legal del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), según confirmó a La República el jefe de dicha institución, Pedro Gamboa”, añade Leyton.

Lo contradictorio del apresuramiento en aprobar la ley sin agotar la opinión de los organismos de consulta es que “en una opinión legal enviada al presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta, el Ministerio de Cultura alertó que la iniciativa en mención tampoco contaba con la revisión de la Comisión de Pueblos Andinos y Amazónicos del Parlamento”.

A pesar de todo ello, y mientras el presidente Kuczynski miraba al techo, el presidente Galarreta promulgaba la norma que matará la selva amazónica y a los pueblos originarios que residen en ella.

(Imágenes de La República, El Comercio y archivo)


domingo, 21 de enero de 2018

Cuatro sismos remecieron al Perú

El más fuerte ocurrió en
Arequipa esta madrugada y
llegó a 5 grados de magnitud

Cuatro sismos de regular magnitud se registraron en la madrugada de hoy domingo (21-1-18) en diversos puntos del país, y el más fuerte, con 5 grados de magnitud local, sacudió la Región Arequipa esta madrugada informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

Sismo leve en Vítor
En el sur del país se produjeron tres de los movimientos sísmicos, según el IGP, citado por la agencia de noticias Andina.

El temblor más fuerte que sacudió Arequipa se produjo a la 1:40 horas y alcanzó 5 grados de magnitud local y una profundidad de 49 kilómetros, con epicentro localizado a 35 kilómetros al suroeste de la localidad de Yauca, provincia de Caravelí.

Aproximadamente una hora después a las 2.53 se produjo un segundo temblor de magnitud 3.4 grados, a una profundidad de 12 kilómetros con epicentro a 11 kilómetros de la localidad de Vítor.

El tercer sismo sacudió la selva peruana a 2:30 horas y el IGP indicó que alcanzó una magnitud de 4.9 grados con una profundidad de 123 kilómetros, a 61 kilómetros al sureste del distrito de Pastaza, provincia de Datem del Marañón, región Loreto.

Sacudido por 18 sismos en tres semanas
Hace una semana exacta, el domingo 14, la región Arequipa fue remecida por un sismo de magnitud 6.8 en la provincia de Caravelí que causó la muerte de dos personas, más de un cien heridos y enormes daños que dejaron a 168 familias sin hogar, otras 780 afectadas en distintos grados y cuantiosos daños materiales.

Durante las tres primeras semanas de enero de 2018, el Perú ha sufrido 18 sismos que fueron  de 3.3 a 6.8 de magnitud local (ML).

(Imágenes de IGP y archivo)