lunes, 8 de febrero de 2016

Horrible cúpula verde será demolida

Lo que duele es que
la cúpula verde costó
dos millones de soles

Tres años después de su inauguración, la llamada Cúpula Verde del Patio Puno, parte de otros patios de lo que fue parte de la estación de ferrocarriles del sur del Perú, caerá a tierra sin gloria y con mucha pena, porque se harán polvo con ella unos dos millones de soles y la Municipalidad de Arequipa ya comenzó a ruborizarse.

Poder Judicial dispuso su demolición
Porque para el Ministerio de Cultura, Dirección Regional Arequipa, era una victoria anunciada ya que la cúpula ideada por el alcalde Alfredo Zegarra como una de sus obras emblemáticas “en favor de la cultura” rompía el esquema del entorno, calificado como patrimonio cultural de la ciudad.

Se trata de la llamada pomposamente Cúpula del anfiteatro del Palacio Metropolitano de Bellas Artes Mario Vargas Llosa, cuyo desmontaje ordenó el Poder Judicial la semana pasada.

La periodista Fiorella Montaño Pastrana, del diario La República hizo una reseña del asunto y escribió: “La historia de los desencuentros entre el municipio y el Ministerio de Cultura por esta controvertida obra, inició casi a la par de la ejecución del proyecto”.

Rompe el entorno monumental
Añadió que “durante el 2011, en la primera gestión del alcalde Alfredo Zegarra, empezaron los trabajos para construir el Palacio de Bellas Artes en la zona adyacente a la estación del ferrocarril, conocida como Patio Puno”.

“Estas obras fueron objetadas por la Dirección Regional de Cultura por no contar con autorización y alterar el ambiente urbano monumental de la avenida Tacna y Arica, que es considerada patrimonio por estar dentro del Centro Histórico de la ciudad”, precisó Montaño.

Recordó que el ministerio de Cultura emitió una resolución el 1 de agosto de 2012, que ordenaba a la comuna desmontar la cúpula del anfiteatro.

Pero el alcalde le tenía cariño a su obra y apeló y una resolución viceministerial del 7 de diciembre ratificó la primera, con lo que se agotó el proceso  administrativo.

Típica construcción de la vieja estación
Ambas resoluciones, informó Montaño, “ordenaban que la cúpula del palacio metropolitano, que costaba cerca de 2 millones de soles, debía ser desmontada en un plazo no mayor a 30 días hábiles” y, además imponía a la Municipalidad una multa de cinco Unidades Impositivas Tributarias (UIT).

Pero el municipio no quería dar su brazo a torcer y “demandó la nulidad de lo actuado por el Ministerio de Cultura ante el Quinto Juzgado Especializado en lo Contencioso Administrativo en la Corte Superior de Justicia de Lima”.

Aparte de los argumentos habituales, el Municipio “señalaba que el Patio Puno, lugar donde se construyó el Palacio Metropolitano, no era parte del ferrocarril, declarado Patrimonio Cultural de la Nación”.

La periodista refiere que “el juzgado declaró improcedente esta acción por carecer de sustento” y “concluyó que el Patio Puno era Patrimonio de la Nación”, sustentada en la Resolución Ministerial 0928 del 23 de julio de 1980.

Sala de máquinas de la estación en Arequipa
“Este documento declaró Monumento a la Estación de Ferrocarril de Arequipa, comprendida por el conjunto de edificaciones y espacios pertenecientes a esta propiedad en su originalidad, donde estaban incluidos el Patio Arequipa, Patio Islay, Patio Cusco y Patio Puno”, escribió Montaño.

El Municipio no se dio por vencido y apeló la sentencia ante la Segunda Sala Especializada en lo Contencioso Administrativo de la Corte de Lima, pero esta falló a favor del Ministerio de Cultura por segunda vez.

Para agotar todas las instancias legales, el Concejo interpuso un recurso ante la Corte Suprema, pero este órgano notificó al municipio sobre el fallo desfavorable según indicó el gerente municipal Ricardo Chávez. 

En un final derecho al pataleo, un funcionario municipal que, curiosamente, calificó las decisiones judiciales como “atentados contra la cultura”, anunció que podría ser presentado un hábeas corpus ante el Tribunal Constitucional.


No hay comentarios.: