viernes, 16 de septiembre de 2016

Encontró hijo ajeno en su taxi

Taxista arequipeño devolvió
dinero que pasajero perdió y…
¡un niño! que su mamá olvidó

El taxista Juvenal Jauja Hanco, quien para pagar sus deudas trabaja dos turnos diarios en las calles de Arequipa, se está acostumbrando a que sus pasajeros olviden algo en su coche… y él lo devuelva.

Honesto taxista Juvenal Jauja Hanco 
 Eso le ocurrió hace pocos días cuando un hombre que se hallaba con un par de tragos demás olvidó un paquetito con 3 400 soles y él lo entregó a la policía y cuando una madre que subió con cuatro niños solo se llevó a tres.

El taxista refiere que él no se dio cuenta de la presencia del niño sino cuando una pasajera subió a su coche le llamó la atención: “Su hijo se ha quedado dormido”, le dijo.

No era suyo. Era de una señora a la que había hecho un servicio anterior, quien subió con cuatro niños y al bajar solo se llevó tres. El cuarto estaba dormido.

Jauja describió el hecho: “No me di cuenta. Una pasajera subió y me dijo que mi hijo se había dormido y yo no le entendí hasta que por la radio de la empresa, dijeron que una señora que había sido llevada en taxi a Hunter (distrito metropolitano al suroeste de la ciudad), había olvidado uno de sus hijos. Fue cuando volteé y vi al niño durmiendo”.

En el otro caso, el chofer Juvenal Jauja fue a la comisaría y entregó el dinero que poco después fue devuelto a Julio Lima Aguilar, quien premió la honradez del taxista con cien soles. Dijo que el dinero que le devolvieron serviría para pagar una deuda.

En los dos casos, los incidentes tuvieron un final feliz, refiere el periodista Lino Mamani, del diario El Pueblo, al relatar los detalles de los sucesos que le han dado fama de honesto al taxista Juvenal Jauja y lo han colocado como un ejemplo de honradez que –es de desear– todos sus colegas siguieran.

Juvenal Jauja entrega el dinero que encontró
El periodista se preguntó ¿Qué se esconde detrás del conductor que hizo noticia tras devolver más de 3 mil 400 soles a un pasajero? ¿Qué le obliga trabajar más de 18 horas?

Y él mismo se respondió: “El taxista honesto tiene una deuda de siete mil soles, que hace que tenga que salir a trabajar en dos turnos diariamente. Sale desde las 07:00 hasta las 14:00 horas y luego de una hora de descanso vuelve a la calle hasta las 02:00 horas de la madrugada”.

Lino Mamani reflexiona: “Pero antes de su interés, prevalecieron sus valores y el afán de demostrarles a sus dos hijos cómo deben actuar cuando se encuentren en estas circunstancias”.

-Mis hijos, mi familia, me felicitaron, en el trabajo también y eso me hace sentir muy feliz y contento conmigo mismo -cuenta el conductor de 37 años, quien hace una década optó por ingresar al oficio de taxi, como lo hicieron más de 30 mil taxistas que recorren la Ciudad Blanca, escribió el periodista.

Claro que no todos opinan lo mismo.

La información refiere que “a Juvenal muchos de sus compañeros de trabajo le increpaban por su acto. Le dijeron que era un tonto por haber devuelto el dinero, que hubiera servido para que pueda pagar el préstamo del banco, las cuentas de los servicios, las pensiones de los colegios de sus hijos u otro fin”.

Jauja Hanco prefirió la tranquilidad de su conciencia.

(Imágenes de El Pueblo y CanalN)

No hay comentarios.: