miércoles, 6 de abril de 2016

El antiaprista Alan García

…Y quiere por tercera vez
vivir en la casa de Pizarro

Nota del editor – El siguiente artículo pertenece al periodista Mariano Bailón Pinedo, director de la revista Akí-Pataz. Al parecer, opiniones expresadas en relación con la actual situación del secular candidato único del Apra, determinaron que algunos devotos del partido de la estrella, ahora Alianza-PPC, lo cuestionaran. La nota es una respuesta a ellos, y merece ser del conocimiento público en la actual coyuntura electoral, según la modesta opinión del editor. Gracias por el aporte, Mariano.

El autor
¿Yo antiaprista?

Por Mariano Bailón Pinedo

“¿Antiaprista yo? No señores. Antiaprista es Alan García Pérez, dos veces presidente de la República y pretende la tercera, igual que Alberto Fujimori. Yo soy norteño de pura cepa, liberteño.

“Toda mi familia es aprista. Mi abuelo Manuel fue colgado de una viga del campanario de la iglesia de La Soledad, Parcoy para obligarle a delatar a los apristas que huyeron de la dictadura. Mi abuelo no fue cualquier persona. Fue mayordomo de la hacienda Alpamarca, propiedad del nieto de Abelardo Gamarra “El Tunante”.

Sánchez Cerro, la persecución aprista de los años 30
“Mi abuelo prefirió latigazos a informar que los dignos apristas: Valle, Abad, Uceda, Gonzales, García, Zegarra, Vásquez y otros, se encontraban escondidos en algún lugar del pueblo.

“La labor de don Manuel Pinedo Piedra en la hacienda era aumentar la producción de las chacras sin importar cuán severo y abusivo tuviera que ser con los humildes campesinos, pero desde que se informó de boca de los refugiados, de la esencia de la frase “justicia social”, Manuel asumió ese compromiso, dejó de ser abusivo, en otras palabras, se humanizó, actitud que desagradó al hacendado y le acusaron de aprista.

Apristas en el paredón
“Recuerdo de niño que mi abuelo reunía a sus hijos, al único nieto, yo, y a otros jóvenes del pueblo para hablarnos del Apra de Haya de la Torre, del martirologio, de la matanza de Chan-chán, de justicia social, pero siempre terminaba diciendo que el abuso en contra de los más pobres genera violencia, mucha violencia que tarde o temprano se tendrá que responder.

La plata le llegó sola
“También nos recomendaba honestidad, honradez, responsabilidad, estudio, trabajo, virtudes que comparaba como llaves maestras del desarrollo personal y del Perú.

“Por eso digo, ¿yo antiaprista? No señores, antiaprista es Alan García Pérez y su séquito de oportunistas que bajo el abanico de una ideología saquearon las arcas del Estado, sin importarles que ese latrocinio es responsable de nuestro subdesarrollo.

“Si alguien me dice que el mundo cambia, que todo está globalizado, yo le doy la razón, pero añado: Lo que no cambia y no cambiará son los valores de honestidad, honradez, responsabilidad, estudio, trabajo, que nos recomendable el aprista Manuel.

“Finalizo agradeciendo a los viejos luchadores apristas que trabajaron, sin sueldo, en el diario la Tribuna de los cuales aprendí a desarrollarme y a vivir con valores.
He dicho

Sin comentarios.

(Imágenes antiguas de clio-perú.blogspot)

2 comentarios:

Eurofito I dijo...

Ahora que se jubilara Alan de Elecciones y de acuerdo al “Nivel de Estadista” que ostenta:
1. Tendrá que enrollar los 17 delitos impunes (que se los refresco Popi)
2. Metérselo en el sebáceo y gran “folio de sus recuerdos”
3. Retirarse a los cuarteles de invierno (para disfrutar de este “Hiper Folio”)

Provecho (a) “Tío Alan”… como buen antiaprista que el es, hizo un trabajo excepcional: DESAPARECER AL APRA…!

Eurofito I dijo...

Ahora que se jubilara Alan de Elecciones y de acuerdo al “Nivel de Estadista” que ostenta:
1. Tendrá que enrollar los 17 delitos impunes (que se los refresco Popi)
2. Metérselo en el sebáceo y gran “folio de sus recuerdos”
3. Retirarse a los cuarteles de invierno (para disfrutar de este “Hiper Folio”)

Provecho (a) “Tío Alan”… como buen antiaprista que el es, hizo un trabajo excepcional: DESAPARECER AL APRA…!