jueves, 14 de junio de 2018

En recuerdo de una rebelión sin olvido

Camaradas del Colegio
Independencia evocaron
refriega del 13 de junio de 1950

Cinco exalumnos del Colegio Nacional de la Independencia de Arequipa, pertenecientes a la emblemática Promoción 1951, se reunieron informalmente para recordar el 68° aniversario del martes 13 de junio de 1950, cuando se produjo un enfrentamiento entre el alumnado en huelga y fuerzas policiales y militares en una desproporcionada acción represiva que no tuvo éxito.

Reencuentro de veteranos camaradas: Luis Podestá, Sergio Paulet, Raúl Ochoa, Roberto Moriel y Mariano Granda 
Mariano Granda Montoya (4° año D), Sergio Paulet Bejarano (4° A), Raúl Ochoa Turner (4° C), Roberto Moriel Gamero (4° B) y el autor de estas líneas también del 4° B, nos reunimos alrededor de una mesa y evocamos lo ocurrido 68 años atrás.

La huelga que estalló en el Colegio Independencia el 12 de junio de 1950 fue organizada y desarrollada por alumnos de distintas secciones del Cuarto de Secundaria, a quienes se plegaron después delegados de todas las secciones de los años inferiores.

Recordamos esta vez, cómo el prefecto de Arequipa, coronel del ejército Daniel Meza Cuadra, visitó el colegio que se hallaba desde el día anterior en poder del alumnado, supuestamente para alcanzar una solución para el asunto.

Pero se redujo en un monólogo de una hora, a amenazar a los dirigentes y delegados de todos los años, presentes en la reunión en la sala de profesores, y a dar un plazo hasta las 2 de la tarde, para que abandonáramos el colegio.

Hace 68 años

De lo contrario, dijo, las tropas -que desde temprano habían tomado posiciones en las chacras existentes en las áreas posteriores del plantel, por donde hoy pasa la avenida Venezuela- nos sacarían y nos entregarían a nuestros padres.

Preguntó “cuántos son ustedes” y él mismo se respondió más o menos así: “¿mil?, bueno, yo tengo 2 000 soldados que están entrenados para matar, no como los policías con que ustedes se han enfrentado en la mañana”.

A las 3 p.m. comenzó el ataque

A las dos de la tarde, desde la parte exterior del plantel, ante la reja principal que ya estaba cerrada, el prefecto renovó su amenaza, pero extendió el plazo una hora más, las tres del martes 13 de junio, justamente a la mitad del siglo XX, según reflexioné en aquellas dramáticas horas.

En efecto, a las tres comenzó el ataque. Fuerzas policiales ingresaron por las zonas norte y sur del colegio, mientras las tropas del ejército, disparaban fuego de ametralladoras y fusiles contra el pabellón central, en cuya azotea había numerosos estudiantes.

Las autoridades de entonces dijeron que solo se había hecho uso de balas de fogueo, pero fueron desmentidas por seis heridos de bala entre los alumnos del colegio, que fueron atendidos el mismo 13 en el hospital Goyeneche, de un total de 16, que sufrieron diferentes lesiones en el choque.

Arequipa reaccionó en defensa de sus "alfeñiques" 
La refriega termino 45 minutos después, cuando las protestas de padres de familia y testigos del acontecimiento comenzaron a protestar y la policía tuvo que retirarse, también con 16 heridos, todos con contusiones o fracturas, atendidos también en el hospital Goyeneche.

No hubo desalojo del plantel

Fracasada la incursión policial apoyada por el fuego militar, el colegio se mantuvo en poder de los estudiantes en huelga, y así permanecería durante cuatro días, al final de los cuales fue entregado al personal encargado de su custodia, que tenía su vivienda en una área del plantel.

Esos y otros recuerdos afloraron en la conversación que sostuvimos ayer en un restaurante del distrito de Lince, Lima, y del cual doy cuenta a fin de que los exindependientes que caminan por el mundo, por Arequipa y otros lugares del Perú, se enteren de que aquel gesto de valentía y rebeldía frente al autoritarismo entronizado en el glorioso colegio Independencia en 1950, no se olvida.

Placa que recordará la huelga de 1950
Anteriormente, el lunes 12, el personal del histórico plantel rindió homenaje a los estudiantes que se alzaron en defensa de la libertad y de la democracia, en un acto en que se develó una placa conmemorativa en el Parque Revolución, vecino a la sede del plantel.

En ese acto, presidido por el doctor Henry Delgado Díaz, director del colegio, participaron también miembros de la Promoción 51 encabezados por el Coordinador General Rafael Vizcardo.

Como los cinco miembros de esa promoción que recordamos la fecha histórica de nuestra huelga ellos también evocaron el episodio que motivó primero la protesta y luego la rebelión armada del pueblo de Arequipa que ofreció el sacrificio de su sangre en solidaridad con sus hijos de la “I” atropellados por la dictadura. (Luis Eduardo Podestá).

(Imágenes del autor, Roxana Lauro Gálvez y archivo)

No hay comentarios.: