domingo, 12 de julio de 2015

Llegó El Gallito 400: festeja 17 años

En su aniversario 17
el “semanario quincenal”
se ocupa de la Tía María

Álvaro "Lessness"
En justa celebración de su aniversario 17, El Gallito, “quincenario mensual humorístico de aparición semanal”, según su director Álvaro “Lessness” Podestá Cuadros, lanzó una edición “monstruo” por el tamaño, y por el contenido en que analiza el problema de la mina Tía María y la subsecuente guerra entre “atacantes” por un lado y los “acatantes” por el otro, desarrollada en el ubérrimo valle de Tambo y vecindarios.

Las lentejas como motivo fundamental de la edición, frente a la promesa incumplida del presidente de todos los peruanos, es objeto de profundo análisis por El Gallito 400, que exhibe por esta vez un tamaño estándar –imagine El Comercio de la antigüedad y tendrá una idea. Nada menos que 43 centímetros de alto por 30 de ancho a todo color, lo que le habría costado varias plumas de las alas.

Portada de El Gallito 400
Pero en lugar de analizar el contenido de esta publicación que amenaza echar raíces en Arequipa, si ya no las echó, vamos a reproducir algunos de los titulares y las frases más saltantes con que el escritor llena sus ocho páginas.

En la primera página destacan “¿Ustedes comen oro? Nooooo” pronunciado hace años por el candidato hoy presidente. Y luego una bajada que alude a un tal Pepe Julio que respondería “¡Nosotros comemos lentejas!” en alusión a un supuesto diálogo para vender la oposición a la mina Taría por millón y medio de platos de lentejas, que no es necesariamente el producto principal de la producción de Tambo.

Escribe sobre nuevo libro de lectura
Se da el lujo -¡Sí, el lujo!- de lanzar un ¡Ultimo Minuto! Para informar sobre la presencia de Martín Belaunde Lossio, antiguo colaborador de la pareja de candidatos que llegaron al palacio de Pizarro y fue expulsado por el gobierno de Bolivia. La singularidad está en que el desinformado El Gallito 400 publica: “Martín Belaunde escapa de Bolivia y busca refugio en el Perú”. Extraño, muy extraño.

En su página 2, publica un Gallitorial en tiempos de lentejas en que despacha a su gusto sobre el serio problema de la mina prohibida Tía María, que termina muy sibilinamente con “Luego, la historia es conocida. Ardió Troya en Arequipa. Yo me pregunto: ¿Qué costaba darle un millón y medio de lentejas a Pepe Julio’ ¿Tan difícil era pagarle en efectivo?

Aparte de Tía María, hubo otras "guerras"
Incursiona en la política exterior: “¿Y para que quieren un gran pedazo de mar los bolivianos si no pueden cuidar bien n a un prófugo de la justicia?”.

Hay otros titulares ciertamente misteriosos: “Ministerio de Educazao aprobó nuevo libro para el Plan Lector: “Pepe Julio y las lentejas mágicas”.  (Página 3).

Otro titular de la misma página: “Convención Minera ya no será en la UNZA sino en Cocachacra – Antimineros preparan calurosa bienvenida a los peces gordos de la minería mundial. ¿Acaso quemarán llantas y árboles? – El Galito hace un llamado a La Paz, sí, que mejor hagan la convención en La Paz y que se las arregle Evo con los pesados mineros y los enfurecidos protestantes anglicanos, de Jehová y adventistas” (¡¡¡!!!).

Felizmente en su página central emite un canto de optimismo: “Luego de 400 números y casi 17 años en circulación y a pesar de Pepe Julios, Southerns, Zegarras, FBC Milgarsh, Destrucción Civil, etc., todavía… HAY ESPERANZA!”. Y menciona que su “Proyecto La Cultura NO mata, además de este histórico magazine, me hicieron recuperar la fe en la humanidad”.

Informa de folletos gratuitos sobre pintores famosos
Ofrece información gráfica del entusiasmo con que recibieron sus “chibolos pulpines” –escolares de diferentes centros educativos– los folletos sobre pintores famosos. Por esa tarea ha sido, esto es en serio, señores, las felicitaciones de sus amigos y hasta de sus enemigos y rivales en el periodismo serio.

En sus páginas siguientes publica que “No solo guerras por lentejas registra la historia”, para referirse seguidamente a “La marcha de la sal organizada por Mahatma Gandhi”, ”La revolución del té” con que se inició la guerra de la independencia de Estados Unidos, y “La guerra del fútbol”, entre Honduras y El Salvador.

Finalmente hace comentarios deportivos que nos permitimos no mencionar, por estar desactualizados, debido al retraso con que es edición ha llegado a Lima.


No hay comentarios.: